El carisma es el espíritu fundacional según el cual la Madre María Leonia eligió servir a Dios y lo transmitió a su comunidad. Una intensa vida de oración acompañada de una generosa devoción cumple su lema: Piedad y abnegación. Una vida comunitaria llena de alegría, caridad, ayuda mutua y solidaridad permite ofrecer un servicio y un trabajo de calidad según nuestros talentos, para sostener el ministerio de los sacerdotes según sus necesidades.
Más información sobre su historia > 

Haga clic en cada foto para ampliarla y leer su descripción