Amigos de la Madre María Leonia

Febrero de 2020

Así en la tierra como en el cielo

Apocalipsis 22:5: Ya no habrá noche: No necesitaran luz de lámpara ni  luz del sol porque Dios mismo será su luz, y reinara por los siglos para siempre.

Efesios 1:10: Pue Dios quiso reunir en El, cuando llegara la plenitud de los tiempos tanto a los seres celestiales como a los terrenales.

Sal (118; 165- 166): Grande es la paz de los que aman tu ley: no tropezarán jamás. Oh Señor, espero tu salvación: y pongo en práctica tus mandamientos.

Una madre toda corazón: páginas 117- 118

El 28 de agosto de 1895, cuando estaba retenida en Memramcook por enfermedad, escribe  a la  superiora de Sherbrooke: "Estoy decidida a dejar que el buen Dios haga su trabajo tranquilamente... De qué sirve atormentarse en la pura pérdida... Es Dios quien dirige todas las cosas y Él sabe mejor que nosotros lo que necesitamos. »

De nuevo en 1895, después del traslado del Noviciado y de la Casa Madre a Sherbrooke, escribió a sus hermanas de Memramcook que lamentaban este traslado y que se preguntaban si Madre Léonie no se había equivocado: "Cuanto más rezo y reflexiono  más me siento irresistiblemente  inclinada  a creer que estoy aquí por la voluntad de Dios. »

El año 1898 será un buen año, comienza con fuertes pruebas. ¡Si Dios quiere! Tenemos que ser felices y decir: ¡Sí, Dios mío! Lo que quieras y cómo lo quieras.

"No más preocupaciones, no más tormentos, estoy allí donde me quiere su amor. "Madre Leonie escribirá: "El Señor me regló una entera sumisión a su santa voluntad. "Ella se entregará entonces totalmente en sus manos.

Reflexión:

Jesús es nuestro modelo.  Aceptó revelar el amor de Dios su Padre sin reservas a toda la humanidad yendo hasta el final del amor a través del don de su vida.

Centrando su vida en la voluntad de Dios que, desde toda la eternidad, tiene su sueño de felicidad para cada uno de nosotros.

Una práctica diaria: Con la gracia de Dios, siempre escucha su voz interior que nos llama a estar cada vez más enamorados.  La felicidad está en darse a sí mismo a Dios y a los demás.


¿Quieres convertirte en un
"Amigos de la Madre María Leonia"? 

Inscripción - Amigos